El que con lobos anda

Play

Como seres humanos reconocemos nuestro lado, nuestra parte, más animal, instintiva, en los animales que nos rodean. A veces, ya solo en el recuerdo de esos animales con los que nuestros ancestros solían convivir en naturaleza. Para el hombre y mujer modernos, hablar de lobos, leones, elefantes, osos, cebras… es hablar de animales que hemos conocido primariamente en libros, tal vez zoológicos y documentales en televisión.

Y mientras más aumenta la distancia entre los animales y nosotros, mientras nuestro conocimiento de ellos viene de un documental en televisión, de verlos en cautiverio, o en las fotografías de una revista, y no de la experiencia directa, más nos estamos formando una imagen errónea de lo que es el espíritu animal.